(

0)

Mascarilla de arcilla verde

Mascarilla de arcilla verde

Hola de nuevo,

Hoy vamos a hablar de la arcilla verde y vamos a preparar una mascarilla facial para pieles grasas.

La arcilla tiene múltiples propiedades entre las que destacan su poder purificante y antibacteriano. Es un gran absorbente que ayuda a regular el nivel de grasa de la piel y la limpia en profundidad, aportando una sensación relajante y refrescante.

 

INGREDIENTES Y RECETA

– 1 cucharada de arcilla verde (de venta en herbolarios)

– 1 cucharada de agua (que se puede sustituir por una infusión o por el líquido del pepino)

– Un recipiente de madera o cristal (no utilices plástico o metal)

– Una cuchara de madera para mezclar

– Una brocha de maquillaje para aplicar la mascarilla

Mezcla los ingredientes y remueve hasta conseguir una masa espesa de textura ligera que puedas aplicar directamente sobre la cara, dejando libres las zonas más sensibles del rostro; alrededor de los ojos y de los labios. Déjala actuar de 10 a 15 minutos y retírala con abundante agua templada antes de que se seque completamente. Aprovecha este tiempo para relajarte y disfrutar de tu música favorita.

 

ALGUNOS CONSEJOS

Esta mascarilla está recomendada para pieles con puntos negros, impurezas o acné. Si tienes la piel sensible es mejor que utilices arcilla roja o blanca.

Como es una mascarilla muy rápida y fácil de elaborar, prepara la cantidad justa que vayas a utilizar, así garantizas que mantendrá intactas todas las propiedades.

Se puede utilizar cada 7 o 10 días para beneficiarse de unos resultados a largo plazo.

 

PASO A PASO (haz click en las fotos para verlo)

Y si quieres probar un jabón de arcilla verde, Pincha aquí

2 comentarios al respecto

  1. ANABEL dice:

    Hola! Teniendo acné se puede utilizar esta mascarilla más a menudo.

    • Verónica Del Olmo dice:

      Hola Anabel,
      Es un tratamiento bastante intenso y muy purificante, por lo que creo que sería suficiente con una aplicación a la semana. Sobretodo, tienes que tener en cuenta, que es una mascarilla que al aplicarla es muy fácil que se seque demasiado; en ese caso, tendrías que frotar la piel para quitártela, con la estimulación de las glándulas sebáceas que eso conlleva. Por tanto, tendrás que controlar muy bien el tiempo para poderla eliminar del rostro con suavidad. Un saludo!!

¡Añade tu comentario!


Por favor, demuéstranos que no eres un robot :-) *