Exfoliante corporal de miel y naranja | OhJabon

(

0)

Exfoliante corporal de miel y naranja

Exfoliante corporal de miel y naranja

Prepara este exfoliante corporal de miel y naranja para que tu piel luzca sana y libre de impurezas.

 

Es purificante gracias a la sal y altamente hidratante gracias a la combinación del aceite de almendras dulces y la miel. Además su fresco aroma hará que te sientas con energía, gracias a sus propiedades revitalizantes.

 

INGREDIENTES

– 100 gr. de sal

– 10 ml. de aceite de almendras dulces

– 1 cucharada de miel

– 5 gotas de aceite esencial de naranja

– 5 gotas de colorante vegetal de color naranja

 

RECETA Y PREPARACIÓN

Mezcla el aceite de almendras dulces con la miel y caliéntalo al baño maria para homogeneizar la mezcla y que la miel se disuelva.

Añádelo a la sal, junto con el aceite esencial y el colorante.

Mezcla bien toda la masa y envásalo para su uso posterior.

 

ALGUNOS CONSEJOS

– Si no dispones del aceite esencial de naranja puedes utilizar la piel rallada de una naranja.

– No frotes la piel; aplica el exfoliante suavemente sobre la piel. Es suficiente para eliminar las impurezas.

8 comentarios al respecto

  1. Marta dice:

    Gracias por compartir la receta! En breve la pongo en práctica!

  2. miriam dice:

    indicaciones claras y precisas,facil de elaborar y aplicar,muchas gracias por compartir

  3. Ana dice:

    ¡Hola! Realicé esta receta, pero cambiando algunas cosillas, unos toques personales con cosillas que tenía por casa. Realmente me encanta porque gracias al aceite de almendras, que ya utilizaba durante la ducha, la piel queda suave y con un agradable olor a naranja. Lo recomiendo al 100%. ¡Gracias por compartir!

    • Verónica Del Olmo dice:

      Me alegro mucho de que te haya gustado. Cuando quieras nos explicas esos truquillos tuyos, 😉

      • Ana dice:

        Jajajajaja, ¡qué vergüenza! Pues en vez de rallar la naranja, ya que no tenía aceite esencial de naranja, ¡¡hice un zumo!! y lo añadí a la mezcla…. como quedó muy líquido añadí más sal, pero como también tenía sales de baño por casa que no utilizaba, ¡¡lo mezclé todo!! Esta fue mi locura, que ha quedado muy bien porque noto el efecto exfoliante, la suavidad y el aroma de la naranja. La próxima vez prometo seguir la receta al pie de la letra, jejejeje. Ahora voy a por el desodorante, la mascarilla con arcilla verde y el desmaquillador bifásico. En cuanto tenga los recipientes los hago y os cuento.

        • Verónica Del Olmo dice:

          Eso se llama creatividad Ana, claro que sí. Hay que improvisar. El único problema es que añadiendo directamente el zumo la receta no te va a durar casi nada de tiempo, porque se va a estropear.
          Estoy deseando que me cuentes cómo te ha ido con las otras recetas. Gracias por compartir tu experiencia. Un saludo!

¡Añade tu comentario!


Por favor, demuéstranos que no eres un robot :-) *